A voces

Y si te cuento
a qué sabe la luna
cada vez que el menguante o creciente
acaricia los ojos
perdidos en la desolación,
y si te miro
mientras la aurora regala
ecos en los corazones 
de cuerpos sedientos, 
bucles de risas,
amores a medio cuerpo,
luciérnagas en
la oscuridad
cubiertas de chispas divinas.
Y si te digo
que la lluvia baila
al compás de mis dedos
navegando entre
nidos de aves febriles,
y si te confieso 
que la calma resbala
como agua entre mis manos
tras la sed
de silencios latentes,
y si supieras amor, si supieras

2 comentarios en “A voces

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s